- No sólo Dios caminó sobre las aguas.

La vida no se compone sólo de tragedias, de dolor y de obstáculos. La vida es mucho más que una tarde de tormenta, de inundaciones, de días oscuros o grises... la vida es magia, es disfrutar cada segundo y decirle al mundo: soy tan feliz que una tormenta no puede detenerme.
No sabemos su nombre, pero le llamaremos "Jesús", porque no le tiene miedo a la vida y menos a la muerte. Con su bicicleta y un ánimo positivo, este joven vállense rodó su “baika” sobre la banqueta del malecón en la rivera del rio Valles, sin miedo a nada.
Con un impresionante caudal, el rio Valles se desbordó alcanzando a inundar parte de la colonia Juárez y el Parque Recreativo Luis Donaldo Colosio Murrieta, en Ciudad Valles, en pleno centro, pero eso no le impidió a un ciclista disfrutar de su paseo como si rodara sobre la superficie.
Animado, sonriente y quizá hasta cantando, con la lluvia en el rostro, “Jesús” montando en su bici, recorrió la orilla del rio sobre el malecón y hasta el puente de la Colonia Juárez, sin miedo, sin temor a caer, conociendo el terreno, para llegar a su fin.
Sin duda, “Jesús” es un ejemplo de que cuando todo va mal, es cuando mejor debemos sonreír y seguir adelante. Al fin y al cabo sólo es una pausa, un obstáculo, un escollo que brincar. La vida es mucho más que una tormenta, más que una creciente, más que un riesgo… es vivir.

X

Right Click

No right click