- Periodista, revolucionario, poeta, bohemio y amigo. Descansa en paz.

Medio siglo vivió en la Tierra, pero en la eternidad jamás se irá. Su paso no fue en vano, echó raíz en su amada Tamazunchale, sembró semilla en suelo fértil y dejará honda huella en todos aquellos que lo amaron.


Carlos Dothé Mata vivió siempre como un guerrero y ni en la peor batalla que la vida le colocó dejó de luchar.
Nació un 3 de enero de 1967 y desde hace más de 20 años centró su mirada en el mundo del periodismo.
Rebelde, libertario, guerrero, maestro y alumno, siempre dispuesto a ayudar, siempre listo para actuar, enseñar y aprender.
Le encantaba Snoopy, a tal grado que asumió mucha de la filosofía del pequeño can de raza Beagle, querido por su gran capacidad de amar, de hacer amigos y por su forma de pensar. Su ícono en las redes sociales fue ese pequeño amigo que lo acompañó hasta el último día, como él con Charly Brown.
Amaba escribir, analizar y convivir con los amigos, escuchar música, leer… siempre fue un hombre culto y bebedor de libros y periódicos. Su familia era su reino, su pueblo era su patria.
Apenas el pasado 7 de Junio, Día de la Libertad de Expresión y Derecho a la Información, me escribió orgulloso sobre la mejor de sus travesías, su periódico El Imparcial: “Fue el 8 de Enero de 1995 cuando nació el Imparcial de Tamazunchale como una pequeña publicación impresa de 12 página. Hoy, a más de 22 años de distancia nuestro querido Imparcial de Tamazunchale, convertido en un sitio de noticias en Internet, llega a este día de la Libertad de Expresión con mucha alegría y satisfacción, ya que contamos con más de 10 000 seguidores en nuestra página”.
Amada escribir, analizar, fustigar. Era certero y analítico en su trabajo y siempre fue apreciado por su pensamiento preclaro.
Hoy por la mañana, su hermano Primo Dothé Mata, escribió el adiós para un hermano de lucha, de sangre, de ideales:
“MI HERMANO CARLOS DEJÓ DE SUFRIR. Tras reconciliarse con Dios se encuentra ya en la presencia y consciencia de Él. Gracias infinitas a quienes le prodigaron su amor en amistad, compañía, solidaridad y complicidades durante su vida y hasta el último minuto.
Mis primeros recuerdos de la vida son siguiendo sus pasos en la tierra del callejón del Aguacate en Tamazunchale. Jamás olvidaré su orgullo de nuestra alianza no declarada lucha social-periodismo”.
“Así, mi Cid Campeador estará orgulloso de cabalgar juntos este viernes 6 de octubre en Plaza de Armas en San Luis Potosí”.
El último adiós para Carlos será este Domingo a partir de las 9 de la noche en la funeraria Jardines del Recuerdo, en Avenida Juárez, Tamazunchale.
Descansa en paz Carlos Dothé. El pueblo está quieto.

X

Right Click

No right click