-La Caverna...Por La Dama de Negro

Es loable reconocer la labor de los perros rescatistas o los llamados binomios caninos, los cuales en este sismo han tenido una participación muy activa, y muestra de ello es el amor que la sociedad ha profesado a Frida una hermosa perrita labrador quien ha cautivado con su chaleco de la Marina, sus lentes y sus botitas.

Cada dependencia utiliza los binomios caninos para el rescate de personas entre los escombros o desastres que se presentan, sin embargo desde el pasado martes 19 de septiembre ha cautivado el amor que la sociedad ha dado primero a la hermosa Frida y después al resto de los canes como Eco, Evil, Koi, Chichi y otros más que han participado activamente en el rescate de personas.
Ojalá ese amor desmedido a estos grandes canes, que se han convertido en este momento en los modelos para impresión de playeras, libros para colorear y para la campaña de donación de botitas y chalecos LED, sea también canalizado de la sociedad a todas aquellas mascotas que viven en la calle, que son maltratados por la ciudadanía.
Cuantas veces antes del sismo no habíamos visto en las redes sociales como jóvenes maltrataban animales golpeándoles, prendiéndoles fuego, e incluso gerentes de empresas que descargan sus frustraciones en contra de un animal que solo pide tal vez agua y comida, ellos no pueden hablar, pero sienten, paradójicamente esos animales que maltrata la sociedad, esos animales que se abandonan en las calles porque ya no se pueden mantener, son hoy los que rescatan los cuerpos de seres queridos o que dan la esperanza de vida de algún familiar.
Frida, Eco, Evil, Chichi, Koi y otros tantos más binomios caninos en este temblor vinieron a hablar por quienes no tienen la suerte de ellos de tener un alimento, y hogar, hoy ellos nos hacen ver que su sentido de amor es más grande que el de los humanos, que en ocasiones los humanos somos más animales que ellos, ojalá la imagen de estos grandes héroes peludos no se pierda en los años ahí en un recuerdo, y nos enseñe que como sociedad debemos amar a los animales, debemos dejar una bandeja con agua en tiempos de calor y porque no, tal vez un poco de alimento, pero sobre todo, debemos enseñar a nuestros hijos y jóvenes el respeto hacia ellos.
En lo personal digo Gracias mis amores peludos, que son y serán siempre una esperanza de vida durante el tiempo que sigan sirviendo a las loables dependencias, y que el día de mañana que tengan su retiro, lleguen con personas que les retribuyan el amor que solo ustedes pueden dar.

X

Right Click

No right click